Relato ascenso Cerro Palo

Lee acá el relato de este ascenso en la Patagonia por nuestro socio Armando Montero.

P 18

Por Armando Montero

Desde hace algunos años que el Cerro Palo me tenía intrigado. Esta montaña ubicado en la cordillera del Castillo, en la región de Aysén, Patagonia chilena, es una gran torre de roca y hielo de aproximadamente 2200 mts de altitud.

Desde la primera vez que lo vi, su gran torreón superior me generó  fascinación y miedo al mismo tiempo. Pasó el tiempo y fui buscando información. Alvaro Vivanco del DAV, un historiador del montañismo nacional, me entregó el reporte de la primera ascensión de los Neozelandeses al Cerro Palo, que estaba registrado en una revista Andina del año 1976. En este se informaba que los neozelandeses Thomas Clarkson y Lauchi Duff hicieron la primera ascensión el 4 de febrero de ese año y dos días más tarde, los ingleses Nick Groves y Mike Searle, miembros de la misma expedición, repetían el ascenso por la misma ruta siguiendo un itinerario de más de 400m de roca, con algunos pasos de artificial. Pero en el reporte no decían por donde habían subido.  El gran torreón final se presenta vertical por todas sus caras y es difícil reconocer en él una línea fácil o una posible ruta normal.
Pasó el tiempo y pude conversar con algunos escaladores chilenos que lo habían intentado sin éxito, y ninguno tenía claro por donde era la ruta de los Neozelandeses o por donde podría subirse el cerro. En febrero del 2012 mis amigos Pedro Pablo Sermini y Darío Arancibia hicieron un intento al Palo, se montaron por el glaciar de la cara este y llegando al collado entre el Cero Palo y el Cerro Chocolate (también conocido como Shane Nuss) encontraron una canaleta de nieve que se monta unos 100 metros por la cara norte de la torre superior del Cerro Palo. La subieron, continuaron escalando varios largos y fueron encontrando los restos de cordines de los neozelandeses. Lamentablemente tuvieron que bajar a unos 150 metros de la cumbre por el mal clima. No lograron subir el cerro pero habían resuelto la pregunta. Por ahí iba la ruta de los Neozelandeses. Por la Cara Norte.

En septiembre de este año conversé con Ignacio Vergara, fuerte escalador de Coyhaique y ambos teníamos muchas ganas de subir el Cerro. Teníamos que esperar una ventana de buen tiempo e intentarlo. Ambos estamos viviendo en Coyhaique por lo que la logística era fácil. Esperar la ventana de buen clima, partir livianos, subirlo y bajar.

Los primeros días de noviembre hubo una ventana larga de buen clima, de aproximadamente 10 días. Esperamos los primeros días para que el cerro se limpiara y no hubiese nieve en la pared. Aprovechamos con Nacho de prepararnos en Coyhaique y el 9 de noviembre abrimos la primera ruta de escalada que logra llegar la cumbre del cerro Mckay por su cara oeste. (La llamamos Que jue lo que me dites. 300mts 5.10+ A1)

El 11 de noviembre partimos al cerro Palo, llegamos al atardecer al campamento Neozelandés. Preparamos el equipo y vivaqueamos en el bosque. Debo reconocer que esa noche estaba bastante nervioso.

Nuestro plan era partir al día siguiente, 12 de noviembre a las 3 de la mañana, pero no escuchamos el despertador y nos despertamos a las 5:30, partimos a las 6:30. Remontamos el glaciar de la cara este del cerro y a las 9 de la mañana estábamos en el inicio de la canaleta de nieve, entrando a la cara norte del Cerro Palo. Escalamos concentrados, los primeros largos tenían roca de mala calidad y nieve pero a medida que subíamos la roca mejoraba y el sol nos calentaba. Nacho Vergara escaló con maestría y rapidez los largos más difíciles. La escalada se alternaba entre terrazas y tramos verticales de 1 o 2 largos de cuerda. Un ambiente alpino hermoso y sobrecogedor.

Aproximadamente a las 13:30 después de 7 largos llegamos al crux de la ruta donde encontramos el stopper desde donde había bajado Darío y Pedro Pablo hace casi un año, era un tramo corto pero vertical que superamos en artificial. Después de eso vendría un largo fácil y un acarreo que nos llevaría aproximadamente a las 14:30 a la cumbre.  Un lugar mágico con la vista del Cerro Castillo y Peñón hacia el Este, Chocolate y el Viejo hacia norte, Cerro La Vieja hacia el Oeste y el campo de hielo norte a lo lejos hacia el sur.

Encontramos el testimonio del primer ascenso de los neozelandeses en la cumbre, fue emocionante, lo bajamos y dejamos 2 mosquetones en una pirca. Bajamos sin problemas y llegamos al glaciar aproximadamente a las 18:30, a las 20:30 estábamos en el campamento neozelandés y bajamos esa misma noche a comernos un sándwich en Villa Cerro Castillo, para luego continuar a Coyhaique.

Fue un ascenso muy lindo con un excelente compañero de cordada.

Un agradecimiento al DAV por el préstamo de equipo, información y apoyo.