RELATO EXPEDICIÓN CORDILLERA REAL DE BOLIVIA

IMGP0570

Lee acá el relato de la expedición de nuestros socios Bruno Saldías y Nataniel Cox

RELATO EXPEDICIÓN CORDILLERA REAL DE BOLIVIA – DAV

20 DE JULIO AL 04 DE AGOSTO DEL 2012

“Que nuestros esfuerzos desafíen las imposibilidades. Recordad que las grandes proezas de la Historia fueron conquistas de lo que parecía imposible” (Charles Chaplin)

Viernes 20 de Julio

Volamos muy temprano desde Santiago hasta Arica, llegando al aeropuerto de Chacayuta a las 04:30. Hicimos hora hasta las 7:30 y conseguimos un taxi que nos llevó al Terminal de Buses Internacional de Arica, donde desayunamos unos ricos megapanes con huevo y carne; pudiendo recién a las 13:30, embarcarnos hacia La Paz en un bus de la empresa Tran-Salvador. Había buses más temprano, pero no pudimos embarcarnos porque debíamos retirar una encomienda con nuestros balones de gas, enviados por Chilexpress desde Santiago.

Con sueño y con el cuerpo cortado, iniciamos el viaje serpenteante y bello hasta La Paz. Reconocimos el Nevado de Putre, junto a la localidad del mismo nombre, llegamos al Lago Chungara (el lago más alto no navegable del mundo a 4.500 msnm), contemplamos las Lagunas Cotacotani y atravesamos el gran Parque Nacional Lauca con sus bellos volcanes Parinacota (1), Pomerape, Guallatire, entre otros. Ya en el paso Tambo Quemado se hizo de noche y llegamos a La Paz como las 23:00 y después de preguntar en tres hostales que estaban llenos encontramos el Hostal Illampu, donde había habitación para nosotros. Nos instalamos y fuimos a saborear el sabor paceño.

Sábado 21 de Julio

Amanecimos en La Paz después de un día anterior bastante largo. La atención y los servicios higiénicos del Hostal Illampu, dejaban bastante que desear. Fuimos a cambiar dólares (1 USD= 6.95 Bs.) y regresamos por nuestras cosas para cambiarnos a Hostal Ángelo Colonial, lugar ya conocido por Bruno el 2011, cuando vino a subir el Nevado de Sajama. Fuimos a tomar un rico desayuno al Mercado Lanza (al frente de la Catedral), donde nos compramos por 11Bs. ($ 770), un rico zumo  de leche con dos tipos de fruta a elección, más un sándwich de carne con huevo.

Durante la mañana estuvimos cotizando transporte a Tuni, localidad próxima a nuestro primer objetivo, el Nevado de Condoriri. Preguntamos en tres agencias hasta que nos quedamos con una que nos ofreció un viaje de ida y regreso, por 400 Bs. ($28.000). Cancelamos el 50%, a la espera que nos recogerían en el Angelo Colonial, el día siguiente a las 15:00 horas. El almuerzo fue un rico menú por solo 23bs  ($1.610). Durante la tarde estuvimos comprando la comida para el Condoriri. En la noche fuimos a cenar al restaurant Angelo Colonial  ubicado al lado del Hostal, donde saboreamos una rica “sopa andina” (vegetales varios) por solo  17Bs. ($ 1.190) (2).

 

Domingo 22 de Julio

Nos levantamos a las 08:00, tomamos desayuno y partimos a comprar las raciones de marcha que quedaron pendiente de las compras del día anterior.  Todo lo compramos en el sector de la calle Illampu con Av. Santa Cruz; donde encontramos una variada oferta de fruta seca, fruta fresca, barras de chocolate. Luego regresamos al hostal, preparamos las mochilas, bajamos a almorzar e hicimos check out a las 14:30, dejando un depósito  en el hostal con ropa limpia y otras cosas para nuestro regreso del cerro. A las 15:00 en punto paso a recogernos el transporte contratado que era un taxi negro conducido por Elías, un señor de unos 60 años bastante sordo, por lo que había que hablarle con volumen alto.

Desde La Paz a Tuni por la carretera que va hacia Copacabana (dirección norte) nos demoramos 2 horas. Llegamos a Tuni (4.350 msnm) donde nos recibió un lugareño llamado Freddy Condori que era dueño de unos burritos que eran un poco más grandes que un perro Gran Danés (3), por lo que no podían cargar más de 30 kilos cada uno. Nos cobró 60 Bs. ($4.200) por burro hasta la Laguna Chiarkhota donde está emplazado el Campo Base (CB) del Condoriri (4), dentro del Parque Nacional desde mismo nombre.

Lunes 23 de Julio

Nos levantamos a las 7:00, desayunamos y desarmamos campamento. A las 10:00 estábamos con todo listo (equipo de carga para los burros y mochila personal a parte). El trayecto desde Tuni hasta Laguna Chiarkhota son 9 km aproximadamente, atraviesa la represa Tuni (5), represa Condoriri y el sector Rinconada. La caminata duró 3 horas. El sector del CB está habilitado con 3 baños con WC de cerámica en buen estado, con pozo séptico y evacuación por medio de baldes de agua (cada baño tiene un contenedor plástico con capacidad para 200 litros de agua). El cobro por estar dentro del Parque Nacional por día/persona, es de 10 Bs. y hay que registrarse en un libro de visitas con un cuidador (6).

Hay muchos ratones y perros en el lugar por lo que es necesario guardar la comida dentro de las carpas. El lugar cuenta también con agua de vertiente de glaciar, que es conducida por una cañería hasta el CB. Nos encontramos en el lugar con una cordada de chilenos (Oscar y Javier) y también conocimos a Eduardo Mamani, guía boliviano con mucha experiencia y varios records de velocidad en ascensiones dentro de Bolivia.

Martes 24 de Julio

Durante la mañana fuimos a explorar la ruta hacia el Condoriri y regresamos al medio día para almorzar y preparar la mochila para el día siguiente. Nos acostamos tempranito para levantarnos a la 1:00.

 

 

Miércoles 25 de Julio

Despertamos a las 00:00 horas y comenzamos finalmente a ascender a las 1:30. La ascensión la dividimos en 5 tramos. El primero era alcanzar la base de un gran acarreo a 4.950 msnm, que nos conduciría al glaciar superior del Condoriri.  Ese punto lo alcanzamos a las 3:00. Luego seguimos ascendiendo hasta llegar a un punto en que el acarreo se transformó en un nevero, el cual lo seguimos por el lado izquierdo hasta llegar a una diagonal hacia la derecha, donde conectamos con un estrecho collado a los 5.200 msnm. Ese fue el segundo tramo cubierto en 90 minutos.

El tercer tramo correspondió a la progresión por el Glaciar hasta alcanzar la base de la canaleta que conduce a la cumbre del Condoriri (7). En este recorrido sorteamos 2 grietas y llegamos al punto mencionado a las 7:00. El cuarto tramo nos tocó ascender la canaleta hasta  la arista somital (8). Esta canaleta tiene aproximadamente 150 metros de desnivel y al final se estrecha bastante  debido a su escasa exposición al sol, encontrándonos con un paso de III grado de unos  4 metros de hielo duro, donde Nataniel sorteo sin problemas, mientras le aseguraba desde abajo. El quinto y último tramo, lo comenzamos a las 9:30. En este punto de la ascensión, nos encontramos con dos chilenos que regresaban de la cumbre. Este ´quinto tramo, lo hicimos escalando en simultáneo sobre nieve dura de muy buena calidad, asegurándonos con estacas. Las pendientes no variaron de 45°, pero el filo fue bastante expuesto (9). Tuvimos que escalar un pequeño paso en roca de tres metros, justo antes del último largo de cuerda que nos conduciría a la cumbre. Llegamos a la cumbre a las 11:30 (10), nos abrazamos y contemplamos el hermoso paisaje que nos regaló la paciencia, la confianza mutua y la esperanza de volver siempre vivos con nuestras familias y amigos.

El paisaje era hermoso y pudimos apreciar al oeste, el Lago Titicaca; hacia el sur, el Huayna-Potosi que exhibía su impresionante pared Oeste; hacia el sureste, observamos el área amazónica boliviana, totalmente cubierta por una sabana de nubes. Algunas cumbres cercanas que pudimos reconocer desde la cumbre, fueron el Nevado Illampu, Ancohuma, Pequeño Alpamayo y Pirámide Blanca. Comenzamos el descenso a las 12.30 aproximadamente y llegamos sin novedad al CB cerca de las 16:30.

26 y 27 de Julio: Regreso a La Paz y preparativos para el Nevado de Illimani.

Sábado 28 de Julio

Nos levantamos a las 6:00 para tomar el transporte hacia el pueblo de Pinaya, ultimo refugio y punto de partida para el Nevado de Illimani (Águila Dorada en Quechua). La agencia contratada para el transporte fue Elma Tours que nos cobro 800 Bs. a cada uno por llevarnos y traernos. En Pinaya contratamos un burrito por 70 Bs. que llevo parte de nuestro equipo hasta el CB (sector de Puente Roto a 4.400 msnm).

 

Domingo 29 de Julio

A las 9:00 llego Andrés Yupanqui, nuestro porteador para cargar nuestro equipo hasta el Campamento Alto o C1, Nido de Cóndores (5.400 msnm). Partió delante de nosotros y lo perdimos de vista. En el camino solo vimos a un cliente español y su guía que se apodaba “Super Mario”. Superando un collado a los 5.000 msnm, tomamos una ruta que mas tarde nos daríamos cuenta que era el antiguo acceso al C1 y donde era necesario progresar mediante el uso de crampones y piolet, ya que en algunos tramos, había nieve con hielo en la superficie.

Llegamos a las 14:30 a un lugar escarpado y expuesto (5.250 msnm), en que la única alternativa para nosotros era devolvernos hasta el collado, ya que no teníamos el equipo necesario por haberlo entregado a Andrés. Desde donde estábamos, pudimos comunicarnos a gritos con Andrés y le tuvimos que comunicar con amargura y resignación, que bajara nuestro equipo al collado, donde tomaríamos la decisión de seguir o regresarnos al pueblo de Pinaya. A las 15:30 estábamos nuevamente en el collado con nuestro porteador. En este lugar, luego de considerar que el tiempo atmosférico estaba empeorando, Bruno estaba con un fuerte estado gripal y que habíamos equivocado la ruta hacia el C1; decidimos desistir del Illimani, bajar a Pinaya a descansar hasta el miércoles 01 de agosto y dejar este desafío pendiente para el 2013.

De regreso en el Huayna Potosí

Luego de descansar varios días en La Paz, mejorar el ánimo y aumentar la confianza, decidimos volver a la cordillera, esta vez por el Huayna Potosí. De esta manera, salimos el jueves 02 en la mañana con nuestro conocido Elías quien nos cobró 300 Bs. por los dos, ida y vuelta de La Paz hasta el Campamento Base del Huayna (4.800 msnm). El viaje duró unas 2 horas y comenzamos la ascensión hasta el Campo Alto o C1 (5.350 msnm), con todo nuestro equipo a cuestas (23 kilos cada uno). La ruta de ascenso al C1 es lógica, expedita y segura, con bastantes andinistas en la ruta y con un cobro inesperado de acceso al Huayna a los 5.200 msnm, de 10 Bs. para cada uno. Así, llegamos bien aclimatados al C1 (11) cerca de las 16:00 y nos encontramos con otros andinistas y guías que venían bajando de la cumbre del Huayna. Durante la tarde y noche, nos hidratamos bastante, fundimos nieve y conversamos con guías y andinistas de diferentes países. Una vez instalados en el C1, nos cobran otro ítem de 70 Bs  a cada uno, por el derecho a dormir una noche en el segundo piso del Refugio o C1. Nos enteramos que por dormir en el primer piso en literas más cómodas y con mejor calidad del aire, el cobro era de 100 Bs  por persona/noche.

Viernes 03 de Agosto

Comenzamos la ascensión a las 02:30 hrs. luego que el grupo principal de guías y andinistas, saliera 1 hora antes. La ruta normal única está bien marcada y comienza por suaves neveros que permiten ir ganando altura de manera gradual hasta los 5.900 msnm. Sorteamos varias grietas contiguas al camino, que en algunos casos estaban señalizadas. Durante el amanecer y a los 6.000 msnm, estábamos contemplando la bella ciudad de la Paz, totalmente iluminada y rodeada por el intenso azul del cielo que se comenzaba a mostrar. El último tramo hasta la arista somital que nos conduciría hasta la cumbre, resultó ser bastante expuesto a la caída de rocas; las cuales parecían estar sutilmente pegadas en la abrupta pared contigua a la ruta (12).

Siempre encordados, decidimos progresar en simultáneo con cuerda doble y algunos seguros intermedios, los últimos 200 metros de longitud que tiene la arista somital. Nos abrazamos cerca de las 09:30 en la cumbre del seis mil comercialmente más ascendido de la Cordillera Real boliviana (13). Nuevamente, pudimos contemplar las maravillosas cumbres vecinas como el Illampu, el Nevado de Illimani a lo lejos y hacia el sur, el bello Lago Titicaca, considerado como el lago más alto y navegable del mundo. Bajamos rápido hasta el C1 y de ahí, seguimos hasta el CB, donde tuvimos que esperar hasta las 19:00 hrs a Elías; que venía atrasado por tener demasiados “pitutos” el mismo día. Llegamos a La Paz cerca de las 21:00 hrs. y ya comenzábamos a despedirnos de esta nueva experiencia como andinistas. Recuperamos peso, nos hidratamos con unas buenas paceñas y preparamos el retorno a Arica para el sábado 04, a las 07:00 hrs.

Como siempre, damos las gracias al DAV por haber creído en nuestro proyecto deportivo; a nuestras familias, hijos, padres y amigos, por comprender y tener paciencia con nuestra pasión y a Dios; por habernos guiado con las mejores decisiones durante la expedición. Muchas gracias a todos. Nos vemos pronto en un nuevo desafío.

Nataniel Cox (39 años) es Profesor de Educación Física y Guía ENAM de Montaña.

Bruno Saldías (40 años) es Geógrafo y Docente de la Universidad San Sebastián.